Sunflower seeds: Ai Weiwei

Posted on 12/04/2011

0



Os dejamos un video que es una verdadera joya. Explica la propuesta de Ai Weiwei para la galeria de Turbinas de la Tate.

LINK al Video: Ai Weiwei: Sunflower seeds

Antes de que el activismo político convirtiera a Ai Weiwei en una de las caras más conocidas de la disidencia china, este artista de 53 años, detenido el domingo en Pekín por las autoridades chinas cuando se disponía a volar a Hong Kong, ya era una figura en el entorno global del arte contemporáneo. Y no, como sucede en otros casos, porque es chino y la pujanza económica del país ha llevado a sus artistas a las primeras listas de las ventas de arte, sino porque hacia tiempo que no se veía un trabajo conceptualmente tan potente y radical como el que lleva años experimentando, en sus múltiples facetas, Ai Weiwei. En un entorno, a veces, académicamente cínico y económicamente amoral como es el del arte contemporáneo, artistas como Ai Weiwei consiguen que casi se pueda volver a creer que el arte, y la cultura en general, pueden ser un revulsivo de cambio, algo que teme el poder.

Ai, que también es crítico, comisario y diseñador, ha sido uno de los artistas más influyentes y poderosos en el cada vez más interesante entorno del arte contemporáneo chino, pero cuando ha querido utilizar este prestigio y visibilidad para denunciar la falta de libertades del régimen ha empezado a tener problemas. Demolición de su estudio, arrestos domiciliarios, problemas con la policía. Cuentan que en su país algunos colegas le acusan de utilizar su enfrentamiento con las autoridades como una operación de marketing para subir la cotización de su obra, pero parece una mirada un poco mezquina teniendo en cuenta su labor incansable de denuncia y si se tiene en cuenta, además, aunque bien situado no está entre los más vendidos ni su obra es lo suficientemente complaciente para satisfacer al coleccionismo de nuevos ricos que está proliferando en el país.

Desde su blog (censurado), seguido por miles de compatriotas, denuncia los abusos de poder, amplifica el trabajo de otros activistas e intenta combatir lo que, a su juicio, es la “amoralidad” del gobierno. Se mostró muy desconfiado respecto a una posible respuesta occidental y apuntó la posibilidad de que el gobierno chino se “inventara” razones económicas para encerrarlo en prisión, como tal vez podría haber pasado. Quedan pocos artistas actuales capaces de combinar con esta dignidad y firmeza la autoexigencia artística y el afán de compromiso social.

Anuncios
Posted in: Videos